siempre francia, ícono de femineidad y sofisticación, siempre chloe.

Por esta casa parisina pasó hasta el 97´ la sofisticación del fotógrafo en formol Karl lagerfeld, luego llegó la brisa etérea fresca y única de la Stella Mcartney , quien se convirtió en la favorita.

La difícil tarea de subir al escenario luego de Stella estuvo en las manos de la romántica Phoebe Philo, hoy en el escritorio de Celine, todo un dream team para esta gran etiqueta.

Phoebe Philo trajó a todas las treintañeras que estaban escuchando a la Gainsbourg aburridas con su Bloody caminando para atrás y adelante.

Hannah MacGibbon es hasta hoy a las 10 de la mañana su directora creativa, un aplauso para Chloe y Kings of Leon por musicalizar sus lánguidos desfiles.

Anuncios